La Facultad de Medicina y Nutrición tiene el reto de seguir siendo la mejor institución formadora de profesionales de la salud

15 de agosto, 2017

El reto de seguir siendo la mejor Facultad de Medicina y Nutrición recae en el trabajo directivo, académico y administrativo del personal que labora y estudia en la institución. Formar profesionales de la salud con alta calidad, se debe a la mejora continua, adecuación de programas académicos y una preparación de la planta docente especialista en cada área que contribuyen a la acreditación y reacreditación de ambas licenciaturas.

Lo que permite que las plazas de internado que se encuentran en la localidad, además de los campos clínicos en diversos estados de la república, estén cubiertas por estudiantes con preparación que afronta las necesidades sociales que demandan los servicios de salud hoy en día, con actitud de servicio y un amplio bagaje en el conocimiento de la medicina y nutrición.

El director de la institución el doctor Jorge Arturo Cisneros Martínez, es consciente de la necesidad de establecer un diseño curricular acorde a las demandas nacionales e internacionales de los organismos de salud, y si es necesario modificarlo para que los alumnos afronten con herramientas y conocimientos innovadores los problemas de salud en este siglo XXI con la intensión de profesionalizar a un más al estudiante.

El reto de la institución es apoyar la formación integral, los métodos de evaluación y la consolidación de los departamentos para contribuir al desarrollo integral del estudiante, que pertenece a una universidad pública de renombre y coadyuva con las habilidades de competencias que demandan las carreras de salud en el mundo.

Los recursos económicos y las cuotas internas incluido el semestre cero se utilizan para la mejora continua de la institución, y permite crear espacios de infraestructura que ayuden a poner en prácticas los conocimientos adquiridos en las aulas contribuyendo con una escuela sustentable que optimiza sus recursos federales en proyectos que beneficien a la universidad.

El doctor Cisneros y el Dr. Arzola quien es Coordinador de los Campos clínicos e Internado de Pregrado se dieron a la tarea de establecer convenios con las instituciones de salud para que los alumnos de medicina y nutrición estén inmersos en los campos clínicos con la intención de poner en prácticas sus conocimientos, cuidando los aspectos académicos y administrativos que conlleva pertenecer a una institución de salud.

La acreditación de la licenciatura en nutrición por parte de instancias nacionales ha confirmado que la licenciatura va por el camino de la excelencia, que demanda campos clínicos para la profesión y por ello la institución ha construido espacios como: la clínica de nutrición y deporte y próximamente la clínica de diabetes y metabolismo con la intención de tener estudiantes con mayor preparación.

El compromiso sigue vigente por parte de las autoridades encabezadas por el director Jorge Arturo Cisneros, que ha abierto las puertas de la dirección para escuchar a los estudiantes y resolver las problemáticas, inquietudes y propuestas que estima la comunidad universitaria de la facultad.